Christian Briceño Kannegiesser, nadador: “Me gusta desafiarme y cumplir mis metas, y es el corazón y la pasión lo que me impulsa”

Christian Briceño Kannegiesser, nadador: “Me gusta desafiarme y cumplir mis metas, y es el corazón y la pasión lo que me impulsa”

Por Prensa ADESUP

“O tú elijes un deporte o yo te elijo uno”, le dijo su padre a Christian Briceño Kannegiesser cuando pequeño, y descubrió que la natación era lo suyo. Hoy, con 22 años, el estudiante de 5° año de la carrera de Ingeniería Civil Industrial en la Universidad del Desarrollo, tiene muy claro que seguirá practicando esta disciplina hasta el último día de su vida.

¿Cómo y cuándo empezó tu amor por la natación?

Practico la natación desde hace 16 años; partí siendo muy chico, yo creo que antes, pero no tengo ningún recuerdo al respecto. Y partí nadando estando fuera del país. Por temas de mis viejos, tuve que viajar a Venezuela y ahí fue donde en algún momento un profesor me puso a entrenar y así partió mi amor por la natación, que en un principio no la entendía mucho, pero a medida de que fui creciendo, ya en la Enseñanza Media, como que le empecé a agarrar el gusto, y en realidad hoy en día es mi pasión y es lo que me encanta hacer.

¿Cómo son tus rutinas de entrenamiento?

Actualmente, por un tema de dinero, no puedo pagar la piscina, pero estoy haciendo todos los trámites para tener acceso a alguna. Estoy entrenando haciendo crossfit en los Bomberos (soy bombero de la 7ª Compañía de Bomberos de Concepción), y normalmente estoy haciendo entrenamiento físico directamente con pesas, halterofilia, cardio y toda esa parte que es meramente física, 45 minutos tres días a la semana.

¿Cuál es tu especialidad?

En un principio hacía natación de velocidad, distancias cortas, los 50 metros principalmente. Pero llegando a la universidad me empecé a dar cuenta en realidad que mis pruebas especiales eran más de fondo, especialmente los 100 libre, los 200 libre, los 100 combinado, 100 espalda y 200 combinado; son las pruebas que ahora en realidad me gusta preparar y son a las que más les pongo empeño.

¿Cuál dirías que es tu sello como nadador?

Primero, soy carismático. Soy una persona que tiende a estar en todos los grupos y que no entiende el concepto de separación por equipo; para mí somos todos nadadores y somos todos de la misma línea. Si bien competimos (porque es un deporte súper competitivo), creo que somos todos nadadores y a fin de cuentas todos debemos pelear por lo mismo.

Creo además que me caracteriza mucho ser el único representante de la UDD, y además por el concepto de que hago un montón de otras cosas: soy bombero, estudio ingeniería, además estoy pololeando y, en realidad, agrego eso a la natación y logro cumplir con todos mis tiempos y todas mis cosas, en general. Creo que esa pro-actividad y ese concepto de dedicarle tiempo a todo y poder aun así competir en natación, es lo que me destaca por sobre todas las cosas. Independiente que no saque medalla ni los primeros lugares, aun así sigo siendo destacado en competencia para muchos otros compañeros.

¿”Pesa” mucho ser el único representante de la UDD en Natación?

En mi grupo de amigos sí, pero en general yo creo que a fin de cuentas uno tiene que aprender que hay que hacerlo con orgullo y que te guste, y aunque el apoyo de la universidad no sea todo el que yo quisiera que fuera, en realidad lo hago con súper harto orgullo, porque me destaca también dentro de la misma universidad. La UDD también se preocupa de hacerme notas y destacarme y demostrar que en realidad uno puede hacer todas las cosas que uno quiere, siempre cuando sea ordenado y le dedique tiempo. Si al final es una pasión, y eso hace que uno pueda dedicarle todo el tiempo que uno quiera.

A tu juicio, ¿qué características debe tener un buen nadador?

Primero, una persona que sea apasionada por el deporte; segundo, mucho sacrificio. La natación es un deporte que acá en Chile es muy caro per se, y además que requiere mucho esfuerzo físico. Después de un entrenamiento de repente hay que llegar a la casa a seguir estudiando y uno queda agotadísimo. Entonces creo que esas son las dos características que para mí son las más importantes, más allá de la técnica y el nadar mucho… Es más que nada meterle corazón, el ponerle el entusiasmo, las ganas y disfrutarlo. Si tú te apasionas por algo y lo quieres tanto como respirar, tienes que darlo todo por poder lograrlo, si no te mueres. Ese es el concepto.

Yo creo que la pasión y el cariño que uno le tiene al deporte es lo que más te va a llevar lejos, y a lo mejor no a nivel competitivo, o no necesariamente en términos de tiempo en una misma carrera, pero sí como persona y frente a todo el resto de mis compañeros, yo creo que hay muchos que les llama la atención el hecho que yo siga y siga compitiendo, que siga dándole…, independiente que no tenga los mejores resultados. Para mí la natación es lo que yo amo. Dentro de todo, creo soy para el único deporte para el que soy bueno (ríe). Juego a la pelota y a otras cosas, pero para mí la natación es donde yo sé que soy bueno; me gusta desafiarme y cumplir mis metas, y en el desafío de uno mismo, es el corazón y la pasión lo que me impulsa.

¿Qué expectativas tienes para este año?

En un principio estoy participando de la Liga Master de Natación; no es a nivel universitario, sino un escalón en términos de edad donde puedes participar por sobre los 20 años. Y en realidad me encantaría este 2017 llegar al Sudamericano Master, si bien dependo un poco de las condiciones de la piscina. En realidad mi meta es destacarme en esa área (ya fui a competir en Peñalolén algunas semanas atrás…). Quiero empezar a trabajar esa área porque estoy a punto de egresar, y para mí no es opción salir a trabajar y dejar de nadar. Eso va ir en mi vida, y por lo tanto tengo que empezar un poco a subir escalón. Si bien a nivel competitivo no me siento en las mismas condiciones que muchos compañeros, esa es mi meta. Llegar al Sudamericano sería ideal, pero si puedo llegar al Nacional Master, siento que igual cumpliría mis metas, en cierto sentido.

¿Hasta cuándo nadar?

Hasta morir. Sin natación, no es no sea feliz, pero siento que sin natación mi vida no está completa.

 

Attachment