En infartante duelo, UDEC venció a UDLA por la 11ª fecha del torneo de Básquetbol Varones LDES Biobío

En infartante duelo, UDEC venció a UDLA por la 11ª fecha del torneo de Básquetbol Varones LDES Biobío

Un triple en los últimos segundos, otorgó la victoria a los locales por un punto de diferencia.

Por Prensa ADESUP

¡Cómo final de campeonato! Así se vivió el intenso partido protagonizado por los equipos de básquetbol varones de la Universidad de Concepción (UDEC) y de la Universidad de Las Américas (UDLA), durante la 11ª fecha del torneo LDES Biobío.

Como prácticamente ya es una tradición, el público fanático del basket universitario asistió en masa para alentar a dos de los equipos más sólidos del campeonato, cuyas características lo han hecho convertirse en clásicos rivales, protagonistas de ajustados duelos.

Y esta vez no fue la excepción, el gimnasio principal de la Casa del Deporte se transformó en una fiesta deportiva apenas se inició el encuentro.

En el primer período, el Campanil comienza una potente ofensiva, que UDLA iguala al cabo de varios minutos; ambos quintetos apuestan por marcas individuales y rápidos contragolpes. La eficacia de los lanzamientos es levemente superior en el cuadro local, que deja el marcador parcial de 14 a 10 al finalizar el cuarto.

Durante el segundo período, los dueños de casa retoman el ataque, pero los laureate no quieren que la diferencia se amplíe e intensifican la defensa con éxito, mientras sorprenden al quinteto local con triples y destrezas individuales. El marcador se ha igualado en dos ocasiones, y aunque los visitantes han sido superiores, el resultado parcial sigue favoreciendo a la UDEC por 28 a 26.

Los equipos abandonan los camarines tras el descanso y vuelven a la cancha; la intensidad del duelo se nota en el aumento de las mutuas faltas tras igualarse el marcador a 30 puntos, y la ansiedad hace que varios balones reboten en los aros, desperdiciando varios lanzamientos a corta distancia. La defensa ahora es zonal y el aumento de los triples es casi parejo para ambos quintetos; el Campanil es más efectivo en bandejas y apuestas individuales, permitiéndole una vez más tener una pequeña ventaja a su favor al terminar el cuarto 52 a 48. Se preveía, sin embargo, que lo mejor estaba por venir.

Último período del partido y el público de las galerías aplaude rítmicamente ante el show de triples que realizan ambos equipos; el marcador se ha igualado a 58 puntos, pero UDLA se ordena y el trabajo colectivo trae frutos al invertir el resultado y sobrepasar a los locales. El 64 a 69 inquieta a la banca UDEC y el minuto de pausa sirve para cortar la inspiración visitante.  El Campanil ataca; la ventaja nuevamente se acorta y los locales buscan, con éxito, que le cometan falta. Con dos tiros libre el parcial muestra un 70 a 71, restando sólo once segundos de juego. Una nueva pausa sirve para que cada quinteto ajuste las últimas tácticas: es todo o nada.

Al reanudarse el juego, el dueño de casa se equivoca y concede un lanzamiento al cuadro laureate. El 70 a 72 parece ya inamovible… y la expectación se siente dentro y fuera de la cancha. La UDEC recupera el balón y, se arriesga desde lejos: el triple desata la locura en la Casa del Deporte, y los locales defienden su área con la vida, cortando la ilusión de los laureate.

Termina el partido y, como un “regalo”, el balón vuelve a entrar desde lejos…, para deleite del público que, entusiasmado, aplaude a rabiar el desempeño de ambos equipos.

Un 73 a 72 que, sin duda, quedará en la retina de varios… hasta que ambos sólidos quintetos vuelvan a verse las caras en el segundo semestre. ¿Revancha? Habrá que esperar.

Attachment