Vóleibol abrirá la última semana de competencias en las Finales Nacionales LDES

Vóleibol abrirá la última semana de competencias en las Finales Nacionales LDES

Jugadores de los equipos locales comentaron sus preparativos.

Por Prensa ADESUP

A una de semana de haberse iniciado las Finales Nacionales de las Ligas Deportivas de Educación Superior (LDES), este lunes se dará el “vamos” a una de las disciplinas más esperadas del torneo: el vóleibol.

Como representantes de la región del Biobío, llegaron hasta esta instancia los equipos de varones y damas de la Universidad de Concepción (UDEC) y de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC), cuyas expectativas conocimos en la voz de sus deportistas:

“SOMOS UNOS GUERREROS”

Sebastián Soto (18) es estudiante de la carrera de Administración de Empresas en la Universidad Católica de la Santísima Concepción, y líbero del equipo. Cuenta con orgullo cómo se prepararon para estas Finales. “Entrenamos cinco veces por semana: 3 días balón y trabajo físico, y para los días restantes, trabajo físico con rutina. Además participamos en algunos torneos que nos hicieran jugar partidos al mejor de 5 sets; también jugamos en el torneo de Municipalidad de Concepción, donde había equipos pertenecientes a ADESUP, y finalmente partidos con la Selección, que va a los Juegos de la Araucanía”.

Respecto de las expectativas para esta competencia, el joven deportista comenta: “Como equipo siempre vamos a querer llegar a la final, pero vamos a ir paso a paso. Nos tocó un primer partido duro en el cual debemos dar todo; puede que sea definitorio de grupo, ya que estamos en el mismo que la Andrés Bello (el finalista junto con la UCSC el año pasado), pero sabemos que todo se ve en cancha, y si vamos con la convicción de que nosotros podemos, es difícil que nos detengan. En caso de pasar el grupo, la cosa ya se pone más difícil; los equipos fuertes se cruzan y ahí el partido puede ser para cualquiera, pero siempre iremos con la confianza en que nos pararemos de igual a igual ante cualquier rival”.

Pese a este complejo panorama, Sebastián tiene claro que el sello de su equipo puede convertirse en una importante fortaleza: “Somos amigos, no sólo compañeros de equipo. Cada uno sabe cuál es su misión y juntando el esfuerzo de cada uno, el equipo se hace fuerte. Tenemos la garra, que no la hemos explotado al máximo aún: nos queda algo guardado que se dejara ver en el Nacional. Somos unos guerreros y así nos vamos a dejar ver en la competencia”.

“FUERZA MENTAL”

Paula Räber (21) estudia Ingeniería Civil Geológica en la UCSC, y es la líbero del sexteto. “Comenzamos la preparación para el Nacional desde principio de año, entrenando tres veces por semana, tanto táctica como físicamente. Además, cada jugadora de forma autónoma realizamos preparación física 3 a 4 veces por semana con la ayuda de un preparador físico que tiene el equipo además del entrenador, ya que no solo basta con estar en movimiento dentro de la cancha, sino que debemos estar en condiciones físicas óptimas para evitar lesiones y lograr dar lo mejor posible en todos los partidos que se vienen durante el año”, comenta.

Con la misma responsabilidad con la que entrena, Paula habla de las expectativas del equipo: “Esperamos dar lo mejor en la cancha en cada partido para ojalá clasificar entre los dos primeros del grupo; debemos enfrentarnos a cada equipo enfocándonos en hacer bien nuestro juego, porque todos los sextetos con los cuales vamos a competir son un nuevo desafío”.

Al preguntarle sobre la fortaleza del cuatro católico, la joven estudiante responde: “El equipo cuenta con jugadoras de gran experiencia y eso hace que sea más fuerte no sólo en el ámbito de juego, sino también en lo mental, ya que en este tipo de campeonatos es fundamental la fuerza mental para poder sobreponerse a las dificultades y adaptarse a las circunstancias nuevas que pueden ir surgiendo día a día, partido tras partido. También hay buena relación entre todas las jugadoras, lo que también hace que seamos un equipo mucho más fuerte anímicamente y cada una tenga confianza en la otra”, concluye.

“NOS GUSTA LA COMPETENCIA”

Isidora Lazcano (24) es estudiante de Ingeniería Civil Industrial en la Universidad de Concepción, y también juega de líbero del equipo. Consultada sobre la preparación del cuadro femenino del Campanil, la experimentada jugadora explica: “Nuestra preparación en cuanto a entrenamientos se basa en dos tipos: durante todo el año entrenamos 4 veces a la semana en cancha, donde combinamos vóleibol y preparación física, y 3 veces a la semana pesas. También este año también, como preparación para las Finales, participamos de las Ligas Nacionales A-3 Y A-2 para tener más roce antes de llegar a nuestro principal objetivo, por el que trabajamos todo el año que son las Finales, y en ambas ligas salimos campeonas. Y finalmente, en este momento nos encontramos jugando la Liga A-1, en la cual alcanzamos a jugar dos fechas antes de las Finales”.

La futura ingeniera comenta que las expectativas del equipo están muy claras: “Nuestro objetivo desde un principio es claramente salir campeonas, uno siempre trabaja para eso. En cuanto al grupo que nos tocó, el equipo más fuerte es la PUCV; es un equipo que conocemos, con el que ya hemos jugado en contra, por lo que estamos con confianza en poder conseguir el primer lugar del grupo”.

Al consultarle sobre la fortaleza de su equipo, Isidora habla con orgullo: “Somos un equipo que le gusta la competencia, que nos hacemos fuerte como grupo y no por individualidades, ya que no dependemos de una o dos jugadoras. Ese es nuestro principal sello”.

“QUEREMOS ASPIRAR A ALGO GRANDE”

Ignacio Cabello (20) es estudiante de la carrera de Ingeniería Comercial en la UDEC y juega de punta receptor. Recuerda con claridad su entrenamiento: “Tuvimos una intensa preparación. Entrenamos 4 a 5 veces por semana; teníamos físico en cancha varios días y además, pesas cuatro veces por semana. Pero además, dimos un gran volumen de partidos de entrenamiento como ligas”.

Al referirse a las expectativas del equipo, el “7” del Campanil responde con honestidad: “Nuestras expectativas en sí son bastante codiciosas (ríe). Queremos ir partido a partido, pero creemos que podemos llegar a estar dentro de los tres primeros lugares”.

Según Ignacio, el sello del sexteto es particular: “Considero que nuestro sello y fortaleza es nuestra dedicación, y además somos un plantel bastante único, ya que somos cercanos y tratamos de conversar sobre todo, sin guardarnos nada. Por eso queremos aspirar a algo grande”.

LOS GRUPOS

Recordemos que en la competencia femenina, el equipo de la UDEC integra el Grupo D, compuesto además por las representantes de la Pontificia U. Católica de Valparaíso (V), la U. Católica del Norte (II) y la U. Católica del Maule (VII). Por su parte, las chicas de la UCSC pertenecen el Grupo A, donde se verán las caras con el equipo de la U. de Chile (RM), la U. de Antofagasta (II) y la U. de Magallanes (XII).

En tanto, en la competencia masculina, la UDEC pertenece al Grupo B, junto con la U. Técnica Federico Santa María Casa Central (V), la U. Católica de Temuco (IX) y la U. Austral de Chile (XIV). En tanto, la UCSC integra el Grupo A, donde se enfrentará en primera fase a la U. Andrés Bello (RM) – campeón LDES 2016 –, la U. Católica del Maule (VII) y la U. de Los Lagos (X).

Las Finales Nacionales de Vóleibol LDES se desarrollarán en la región del Maule entre el 6 y el 11 de noviembre.

Attachment