Vóleibol Varones: UDEC cobra revancha y vence de visita a UCSC en la 11ª fecha del torneo LDES Biobío

Vóleibol Varones: UDEC cobra revancha y vence de visita a UCSC en la 11ª fecha del torneo LDES Biobío

Dirigidos de Guillermo Jiménez se llevaron el triunfo en dos sets correlativos.

Por Prensa ADESUP

Hasta el año pasado, Guillermo Jiménez Aedo era el capitán del equipo de vóleibol varones de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC), pero desde 2017, la vida del ahora profesor de Educación Física dio un giro en 180°, al convertirse en el timonel del sexteto de la Universidad de Concepción (UDEC), tradicional rival del cuadro católico en el campeonato LDES Biobío.

Por eso, la promoción del partido de la 11ª fecha del torneo donde ambas selecciones nuevamente se verían las caras, bastó para que un elevado número de asistentes llenaran las bancas del gimnasio de la UCSC para presenciar lo que – se sabía – sería un intenso duelo.

Y así fue, porque apenas comenzó el primer set, el sexteto visitante se puso arriba en el marcador tras un potente saque y fuerte remate. Durante varios minutos, ambos equipos alternaron el dominio con leves diferencias de uno o dos puntos, logrando equilibrar la cuenta en varias ocasiones: primero 18 y luego 20 iguales… La ansiedad hizo que ambos sextetos desperdiciaran un servicio, pero el Campanil se afirmó con dos buenos remates y un efectivo bloqueo. El 21 a 24 obligó a los locales a pedir minuto, para cortar la inspiración del rival, pero no bastó: tras la breve pausa, los dueños de casa fallan en un saque, saliendo la pelota fuera de la cancha, y con un potente remate, la UDEC se queda con el set por 25 a 22.

Tras el descanso y la readecuación de las estrategias, los sextetos vuelven a la cancha con aún más energía: esta vez es la UCSC la que se empodera del juego, con un buen trabajo de armado, ataque y remache. Pero los visitantes no se quedan atrás e igualan el marcador a 11 puntos. Un error en la recepción local, lanza el bajón a las gradas, dejando al Campanil un punto arriba, tras lo cual se concede otro minuto a pedido del coach local, para readecuar las tácticas.

Mientras tanto, los jugadores visitantes rodean a Jiménez y escuchan con atención; el entrenador conoce con claridad el juego del sexteto dueño de casa y saca ventaja de ello al motivar a su equipo, palabras que hacen efecto una vez se reanuda el encuentro: alternando bloqueos, colocaciones, ataques y reiterados remates, la UDEC comienza a alejarse en el marcador, primero 14 – 18, luego 17 – 22… Una nueva pausa es necesaria para que el entrenador local readecue el juego, pero la desazón en el rostro de sus dirigidos es evidente. El público intenta animar a sus jugadores y desconcentrar al cuadro visitante, pero el Campanil no se deja intimidar: imparables, rematan con fuerza tras – prácticamente – “levitar” sobre la cancha, en un impecable juego colectivo.

Un último saque, inalcanzable para la defensa católica, pone punto final al segundo set por 19 a 25, desatando la algarabía del equipo, que corre a abrazar a un emocionado Jiménez, líder de la revancha del Campanil.

Minutos después, el nuevo entrenador UDEC comentó: 

Attachment