Fernanda Vilches y su sueño por representar a la Unab en el Nacional de natación

La deportista ha destacado en los estilos 50mts espalda y 100mts libre femenino de los campeonatos de Adesup

Prensa Adesup

Disciplinada, talquina, amante de la natación y también de su otra pasión, el canto, lo práctica dos veces a la semana, se considera estudiosa y le encanta salir a bailar. Tiene 19 años y en estas fechas cumple un año entrenando en la Universidad Andrés Bello.

Fernanda nació en Santiago, vivió ahí para luego radicarse en Talca. Ahora vive en Concepción donde lleva un año y medio en la ciudad y le encanta, se siente penquista pero de corazón talquina.

La nadadora que se especializa en 50mts espalda y 100mts libres femenino donde obtuvo en ambos estilos medalla de oro en el 1er encuentro de natación de Adesup este año cuenta que el 2019 ha sido transversal, estudios y entrenando, pero con pocas competencias. “Este año para mi ha estado tranquilo eso si el nivel emocional y de entrenamientos en la u ha sido muy fuerte, tengo muchas ganas de seguir entrenando, bajar mis tiempos, poniéndome metas”.

Vilches es optimista a la hora de contestar de que si se ve en el Nacional Universitario de Natación representando a la Unab a fin de año. “Seria la primera vez que iría al Nacional, tengo los tiempos y estoy confiada en que podré ir, tengo que ir a Temuco y demostrar lo que he hecho”. La joven deportista tiene que viajar a la región de La Araucania y al alcanzar el mínimo para participar en el Nacional que son 34 segundos. En su última competencia hizo 30 segundos en 50mts espalda femenino.

Empezó a los 11 años en la natación en el Colegio Montessori de Talca, motivada por su familia y las ganas de querer hacer algo diferente. “En el colegio hubo bastantes talleres pero escogí natación. Se tenía un buen equipo, además como en mi familia todos son deportistas, por parte papá, se me inculcó el deporte, el salir a trotar y la competencia”, menciona la estudiante de 2do año de Obstetricia.

Fernanda nos relata cómo fue que nació el amor y la constancia por la natación, sin embargo, manifiesta que hubo un periodo de tiempo que la mantuvo en pausa para dedicarse a otros objetivos de la vida. “Me quedó gustando porque me di cuenta era entretenida esta disciplina y eso me motivó porque además me empezó a ir bien y me di cuenta, que realmente servía para esto, pero luego me salí porque tenía un nivel muy exigente en el colegio y en los entrenamientos y pensé que me estaba perdiendo etapas, tenía 16 años”.

Aun así, retornó la natación cuando entró a la selección de natación de la Universidad Andrés Bello en el 2do semestre del 2018 donde se sintió a gusto con el trato y con sus compañeros. “El profesor siempre es muy motivado, nos acompaña y nos tira para arriba, pero sobre todo a los nuevos porque los que ya tienen experiencia se saben criticar, por lo que le da apoyo a los nuevos. Es un ambiente sano, no hay competitividad entre nosotros, igual es como súper imperativo”.

Vilches hace una reflexión sobre su vida, las enseñanzas y por supuesto el aprendizaje que le ha dado este deporte destacando que “la natación me ayuda para mi autoestima, para mi seguridad, si yo no nado, me siento inútil”.

Attachment